El costo de la canasta familiar nacional se incrementó en RD$1,986.32 en el primer semestre del año y en RD$3,641.47 en término interanual, medida de junio del 2021 a junio del 2022.

En el caso de la canasta básica de las familias de menores ingresos, que son las ubicadas en el quintil número uno, el aumento absoluto registrado en el conjunto de bienes y servicios desde el 1 de enero al 30 de junio del año en curso fue de RD$1,287.87, que en términos relativos representó un incremento de la inflación de un 5.43 por ciento. En forma anualizada, el alza absoluta fue de RD$2,341.96 y relativa de un 10.34 por ciento.

En cambio para las familias del quintil número 5, que corresponde a los hogares de mayor poder adquisitivo, el aumento absoluto de la canasta para la primera mitad del 2022 fue RD$2,942.10, y relativo de 4.44 por ciento. Desde junio del 2021 a junio del 2022, el costo de la canasta de las familias de mayor poder de compra aumentó en RD$5,490.62, registrando en ese período un nivel inflacionario de 8.61 por ciento.

El costo de la canasta nacional básica pasó de RD$40,074.16 al 31 de diciembre del 2021 a RD$42,060.48 al 30 de junio del 2022. En junio del 2021 era de RD$38,419.01.

En el caso de la canasta del primer quintil, en junio del 2021 era de RD$22,636.27, al 31 de diciembre subió a RD$23,690.36 y al 30 de junio pasado se colocó en RD$24,978.23. En las familias del quintil 5, el costo de la canasta básica era al mes de junio del 2021 de RD$63,703.51, pasó a RD$66,252.03 al cierre de diciembre del 2021 y terminó en RD$69,174.13 al 30 de junio del 2022.

La inflacióm “discrimina”

El impacto inflacionario ha sido mayor en las familias de menores ingresos. La inflación acumulada en los 12 meses comprendidos entre junio 2021 y junio 2022 ha sido para las familias de los quintiles 1 y 2 de 10.34 y 11.02 por ciento, respectivamente, mientras que para los quintiles 4 y 5 ha sido de 9.52 y 8.61 por ciento, respectivamente.

La diferencia entre los niveles inflacionarios de las familias más pobres con respecto a las más ricas se debe esencialmente a la incidencia de las alzas de precios en los renglones más esenciales en las canastas de bienes y servicios demandadas por los grupos familiares.

Los alimentos y el transporte han sido los renglones con mayor impacto inflacionario, según explican los informes mensuales del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que rinde el Banco Central. Por su limitado poder de compra, las familias de menores ingresos concentran más sus compras en los renglones alimentos y transporte. Las de mayor poder adquisitivo incluyen en sus presupuestos otras partidas como diversión, servicios de comunicación y otros.

Además las familias de los quintiles 4 y 5, que son los de mayoer poder adquisitivo, suelen dedicar parte de sus presupuestos en adquirir pasajes aéreos y algunos bienes alimenticios exquisitos.

Para fines de calcular el comportamiento general del IPC el Banco Central ha dividido las familias en cinco grupos o quintiles (1,2,3,4 y 5), cada cual con su canasta básica según sean los bienes y servicios que demandan usualmente. Hay una canasta nacional, que es una especie de media o promedio del costo de las cinco canastas grupales.

También se segregan, para fines de establecer el monto de las diferentes canastas, cálculos por zonas geográficas y categorías de bienes transables.

La inflación de junio fue guiada por alimentos

En el informe del BCRD sobre el IPC de junio se menciona entre los grupos de mayor contribución en el crecimiento de la inflación mensual Alimentos y Bebidas No Alcohólicas (1.18 %), Restaurantes y Hoteles (1.00%), Transporte (0.44 %), Bienes y Servicios Diversos (0.63 %) y Muebles y Artículos para el Hogar (0.88 %), explicando en conjunto el 89 % de la inflación general del sexto mes de 2022. Y citó como un aspecto relevante a puntualizar que el conjunto de medidas implementadas por el Gobierno, particularmente el subsidio a los combustibles en el mercado local, había contribuido a que el comportamiento de la inflación no fuese mayor en el período de vigencia de dichos subsidios.

También destacó que el crecimiento de 1.18 % en el índice de precios del grupo Alimentos y Bebidas No Alcohólicas se explica, principalmente, por las alzas de precios observadas en el pollo fresco, yuca, plátanos verdes, aguacates, aceite de soya, arroz , plátanos maduros, agua purificada, leche, cebollas lechuga y carne de res, mientras que otros bienes alimenticios registraron disminuciones en sus precios tales como ajíes (-9.03 %), limones agrios (-25.92 %), tomates (-8.62 %) y ajo (-2.84 %).

Fuente Elcaribe