El deseo del Barcelona de traer de vuelta a Lionel Messi en verano es incuestionable. El motivo detrás de esta búsqueda se extiende más allá de los logros deportivos, ya que tiene como objetivo mejorar la imagen del club y abordar las consideraciones financieras, que sin duda son intrigantes.

El Barcelona se enfrenta a un gran obstáculo en su intento de volver a fichar a Messi debido a la situación económica del club. Tras la elección de Joan Laporta, el club implementó una estricta estructura salarial para controlar los crecientes gastos salariales del equipo.

Actualmente, Robert Lewandowski es el que más gana entre los jugadores del Barcelona. Sin embargo, tal y como informa Mundo Deportivo, si el Barcelona logra cerrar un contrato con Messi, le ofrecerían un salario que supera el de Lewandowski por apenas un euro, asegurando su posición en lo más alto de la jerarquía del equipo.

Aunque el salario puede no tener una gran importancia para Messi, esta información sigue siendo digna de mención.

Se espera que el regreso de Lionel Messi aumente los ingresos del Barcelona en un 25%. Sin embargo, el club no puede proceder con la operación hasta que LaLiga apruebe oficialmente el plan de viabilidad económica. Si bien las autoridades se han tomado una cantidad considerable de tiempo para revisar los documentos, aún no han dado una respuesta.

Informes recientes indican que La Liga no requerirá mucho más tiempo para tomar una decisión. Una vez que se apruebe el plan, el Barcelona priorizará finalizar las extensiones de contrato de Ronaldo Araujo y Gavi. Posteriormente, iniciarán el proceso de fichaje de Messi.

Joan Laporta está al frente de la operación, y ya se han producido negociaciones positivas entre las dos partes. Sin embargo, el tiempo es esencial para el Barcelona, ya que, según los informes, Al Hilal ha aumentado su oferta a 500 millones de euros por temporada. Si el Barcelona tiene la intención de hacerse con los servicios de la superestrella argentina este verano, debe actuar con rapidez.