El Consejo de Defensa del Aeropuerto Internacional de Bávaro (AIB) señaló que en los procesos judiciales en curso que enfrenta la empresa, no existe sentencia definitiva ni decisión irrevocable.

Debido a esto, restaron importancia a la veracidad de los informes que afirman que la construcción del aeropuerto ha sido definitivamente paralizada por el poder judicial.

El equipo legal que representa a AIB respondió este lunes a un comunicado emitido por la defensa de la Corporación Aeroportuaria del Este (CAE) y el Grupo Puntacana (GPC).

Los abogados de AIB aseguraron que ningún fallo judicial ha afectado el decreto que aprueba el aeropuerto ni el contrato firmado con el Estado para su construcción.

Expresaron profunda preocupación por la desinformación pública provocada por declaraciones referidas a sentencias no definitivas, ya que estas sentencias aún están sujetas a apelación en tribunales superiores.

Recordaron que el sistema de justicia del país consta de tres niveles jurisdiccionales y uno constitucional, y cualquier sentencia judicial es apelable hasta que el caso haya culminado todo este proceso. Sólo entonces puede considerarse una decisión final.

Los abogados destacaron que el caso del Aeropuerto Internacional de Bávaro ya recibió cuatro sentencias de la Segunda Sala del Tribunal Superior Administrativo, todas emitidas por el mismo panel de jueces.