El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) mantuvo su postura de política monetaria por segundo mes consecutivo a principios de año, con la tasa de interés clave (TPM) mantenida en 7.00% anual. Esta decisión se produce en medio de proyecciones que no prevén amenazas inmediatas a la estabilidad económica. Los factores considerados incluyen el panorama económico global marcado por altas tasas de interés externas sostenidas y precios crecientes de las materias primas y costos de transporte debido a tensiones geopolíticas y cuestiones relacionadas con el clima.

Los esfuerzos del BCRD para gestionar la inflación han dado resultados, con una inflación interanual disminuyendo significativamente a 3,57% a finales de 2023, por debajo del rango meta. El BCRD anticipa que la inflación se mantendrá dentro del rango meta de 4,0% ± 1,0% a lo largo de 2024, respaldada por medidas activas de política monetaria.

El BCRD ha implementado una serie de medidas de estímulo monetario, incluida una reducción acumulada de 150 puntos básicos en la TPM desde mayo, junto con programas de provisión de liquidez destinados a canalizar préstamos a sectores productivos, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) y hogares. Estos esfuerzos han contribuido a un crecimiento interanual del 21% del crédito privado en moneda nacional, respaldando la recuperación económica tras una desaceleración de la demanda interna en el primer semestre de 2023.

El panorama económico global, particularmente en Estados Unidos y la Zona Euro, ha influido en el proceso de toma de decisiones del BCRD. En Estados Unidos, la actividad económica se ha mantenido resiliente, con una tasa de crecimiento del 2,5% en 2023 y niveles de empleo estables. La inflación, aunque se redujo al 3,4% en diciembre de 2023, se mantiene por encima del objetivo del 2,0%. De manera similar, la Zona Euro experimentó un modesto crecimiento del 0,5% en 2023, impactada por el conflicto entre Rusia y Ucrania, con una inflación moderándose al 2,9% en diciembre.

De cara al futuro, el BCRD destaca desafíos como el aumento de los precios del petróleo y el aumento de los costos del transporte de carga debido a las tensiones geopolíticas y las perturbaciones relacionadas con el clima. Sin embargo, a nivel nacional, la economía dominicana continúa su trayectoria de recuperación, con el indicador mensual de actividad económica (IMAE) expandiéndose un 4,7% interanual en diciembre, contribuyendo a una tasa de crecimiento del 2,4% en 2023.