Los bancos comerciales de la República Dominicana están apoyando activamente los esfuerzos de inclusión financiera, alineándose con la estrategia nacional liderada por el Banco Central. A julio de 2023, han concentrado el 91,4% del financiamiento otorgado a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) de todo el país.

Según la Asociación de Bancos Múltiples de la República Dominicana (ABA), los bancos comerciales han liderado el crédito a las MiPymes, con un total de RD$390,421 millones en préstamos, marcando un crecimiento de 5.4% en alrededor de siete meses. La ABA también destacó que los bancos comerciales ofrecen las tasas de interés más bajas del mercado a las MiPymes, con un promedio ponderado de 12,06%.

La ABA enfatizó la importancia de las MIPYMES, particularmente aquellas lideradas por mujeres, por su papel en la promoción de la inclusión y el fomento del desarrollo social y económico en las comunidades locales. Se comprometieron a mejorar las condiciones crediticias para las MIPYMES y señalaron que los préstamos a las MIPYMES lideradas por mujeres aumentaron un 31% en comparación con los niveles previos a la pandemia en 2019.

La ABA se comprometió a ampliar las iniciativas de apoyo a las MIPYMES, especialmente después de la próxima Cumbre Mundial de la Alianza Financiera prevista para los días 8 y 9 de noviembre.

Según la Superintendencia de Bancos, el sistema financiero dominicano sigue siendo fuerte y bien preparado para enfrentar los desafíos económicos. Los activos totales han crecido significativamente, alcanzando los RD$3,269 billones, equivalente al 52.2% del Producto Interno Bruto (PIB). Este crecimiento se atribuye principalmente a la cartera de crédito, que representa el 63% del activo total. Sin embargo, las tasas de interés se han contraído debido al estímulo monetario, lo que ha resultado en un margen de intermediación más estrecho. Las tasas de interés promedio ponderadas de los bancos comerciales se ubicaron en junio de 2023 en 12,4% para los préstamos activos y 9,5% para los pasivos, reduciendo el margen de intermediación al 2,9%. La exposición al crédito en moneda extranjera se ha mantenido estable.