El reciente informe del Banco Mundial enfatiza el potencial de la acción climática para impulsar el crecimiento económico y aliviar la pobreza en la República Dominicana. Para lograr su objetivo de emisiones netas cero para 2050, el país necesita esfuerzos de mitigación más ambiciosos en varios sectores.

El informe subraya la importancia de tomar medidas para reducir la contaminación, proteger la biodiversidad, mejorar la salud pública y crear empleos verdes en la agricultura, la energía y el turismo. El Informe sobre el Clima y el Desarrollo advierte que el cambio climático podría socavar los avances en materia de desarrollo, impactando la salud, la infraestructura y los ecosistemas para 2050.

Las medidas de adaptación son cruciales para evitar una pérdida potencial del 17% del PIB, impulsada por la reducción del turismo, el aumento de las tormentas, las inundaciones y la disminución de la mano de obra.

El informe sugiere alinear los objetivos climáticos y de desarrollo, destacando la capacidad del país para beneficiar tanto a sus ciudadanos como a la economía a pesar de las importantes necesidades de financiación.

El Banco Mundial se compromete a apoyar los esfuerzos de la República Dominicana para mejorar la resiliencia económica, reducir la vulnerabilidad y acelerar la descarbonización. Dado que la electricidad es una importante fuente de emisiones, el informe propone medidas de desarrollo con bajas emisiones de carbono, incluida la transición desde la energía basada en carbón, la inversión en energías renovables y la descarbonización del transporte y la industria. También se recomienda mejorar las prácticas agrícolas, forestales, de uso de la tierra y las emisiones del sector de residuos.