El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) experimentó un ligero descenso del 0,26% en la apertura del viernes, y los contratos de futuros para entrega en abril perdieron 21 centavos respecto a la sesión anterior. Pese a ello, se espera que la semana cierre con un incremento notable.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) elevó su previsión de demanda mundial de petróleo para el año y sugirió un potencial déficit de mercado debido a los recortes de producción por parte de los miembros de la OPEP+.

Esta perspectiva, junto con los ataques de Ucrania a instalaciones petroleras rusas, contribuye a las preocupaciones sobre las interrupciones del suministro. El petróleo crudo de Texas comenzó la semana a 77,44 dólares por barril y alcanzó un máximo de 81,54 dólares.