El coco, conocido por sus beneficios para la salud y su sostenibilidad, está experimentando una mayor demanda en República Dominicana y a nivel mundial. Con su alto contenido nutricional, el coco y sus derivados se están volviendo populares entre los consumidores, superando los niveles de oferta.

En respuesta, el gobierno dominicano ha iniciado un plan nacional para revitalizar la producción de coco, con el objetivo de satisfacer esta creciente demanda.

El plan, liderado por el Fondo Especial de Desarrollo Agrícola (FEDA), ya ha supuesto la plantación de 40.000 cocoteros y la formación de miles de agricultores. El sector del coco se considera una oportunidad prometedora para el crecimiento económico, y cada cocotero puede generar ingresos significativos para los productores.

Los investigadores han destacado los beneficios para la salud del aceite y el agua de coco, atribuyéndoles propiedades que apoyan diversas funciones y condiciones corporales.

El mercado global de productos de coco se está expandiendo rápidamente, presentando oportunidades para países como la República Dominicana. A pesar de los desafíos en el crecimiento de la producción, como un aumento anual del 2% a nivel mundial, la República Dominicana pretende capitalizar el potencial de su industria del coco a través del consumo interno y las exportaciones.