El gobierno utilizó partes de bonos soberanos recién emitidos para facilitar la recompra anticipada de dos instrumentos de deuda vinculados al peso dominicano. Esta estrategia permitió al Ministerio de Hacienda abordar los compromisos pendientes del año anterior y al mismo tiempo gestionar estratégicamente la deuda pública del país. Al aprovechar las emisiones de bonos tanto en moneda local como en dólares estadounidenses, el gobierno pretendía optimizar la gestión de la deuda y minimizar los riesgos cambiarios.

La emisión de nuevos instrumentos, como los indexados al peso dominicano y denominados en dólares estadounidenses, generó una demanda significativa de los inversores internacionales, lo que subraya la confianza en la economía dominicana y las políticas financieras del gobierno.

Además, el Ministerio de Hacienda dio a conocer diversos informes de agencias calificadoras de riesgo, afirmando el perfil crediticio del país. Además, en una operación similar realizada en septiembre, se colocaron bonos soberanos para hacer frente a obligaciones de deuda vencidas y financiar partidas presupuestarias, lo que demuestra los esfuerzos continuos de gestión proactiva de la deuda.

La Dirección General de Crédito Público ha venido emitiendo bonos en el mercado interno de manera consistente a través de su mecanismo de subasta, observándose tasas de recorte decrecientes desde febrero.