República Dominicana concluye 2023 con indicadores económicos positivos, que muestran una reducción de la pobreza, una inflación controlada y un crecimiento sostenido. A pesar de desafíos como la disminución de las exportaciones de bienes, la estabilidad fiscal y externa se ha mantenido, respaldada por fuertes flujos de turismo y remesas.

El Ministerio de Economía destaca estrategias exitosas para combatir la inflación a través de políticas de protección social y medidas monetarias restrictivas, lo que llevó a una disminución del 9,64% en abril de 2022 al 4,43% en mayo de 2023. Los sectores del turismo y la construcción han sido fundamentales para el crecimiento, impulsados por la liquidez. medidas y aumento del gasto público.

La inversión, que refleja la confianza de los inversores, y el crecimiento de los préstamos al sector privado, especialmente en la construcción, han desempeñado papeles cruciales.

El mercado laboral ha demostrado fortaleza, con un aumento del empleo formal y una reducción de la informalidad. A pesar de los avances en la reducción de la pobreza, persisten desafíos, lo que enfatiza la necesidad de diversificación económica, especialmente en el turismo y la adaptación del sector agrícola al cambio climático. Para abordar la desaceleración de las exportaciones de bienes se requieren políticas que estimulen la productividad y mejoren la competitividad internacional.

El informe destaca la importancia de la educación en la transformación y modernización productiva del país. Los desafíos inmediatos incluyen generar empleos de calidad, reducir la brecha de género y lograr el fortalecimiento fiscal para mejorar los servicios públicos.