El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) comenzó el jueves con un descenso del 1,37%, hasta alcanzar los 73,2 dólares por barril. A pesar de las preocupaciones sobre la inestabilidad en el Mar Rojo debido a los ataques de los rebeldes hutíes de Yemen a barcos comerciales con destino a Israel, la caída de los precios del petróleo se atribuye principalmente a las sospechas de una disminución de la demanda mundial de crudo en los próximos meses.

La decisión de la petrolera BP de suspender temporalmente el paso de barcos por el Mar Rojo, junto con acciones similares de importantes compañías navieras, ha aumentado las aprensiones del mercado. Además, la expectativa de nuevos recortes de producción por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) antes de fin de año es baja, lo que contribuye a anticipar precios estables del crudo en los próximos días.