El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI), que a principios de semana subió un 0,63% hasta 81,14 dólares por barril. Los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo bajaron ligeramente a 0,51 dólares con respecto al cierre de la sesión anterior.

Los inversores siguen de cerca los acontecimientos geopolíticos y los conflictos globales. Tom Essaye, en su informe «The Sevens Report», destaca la influencia de la fortaleza del dólar y los esfuerzos de las Naciones Unidas para negociar un acuerdo de alto el fuego entre Israel y Hamás sobre los precios del petróleo crudo.

Essaye sugiere que el petróleo seguirá en una tendencia alcista en 2024, con una banda de soporte entre 78 y 79 dólares por barril, mientras que el máximo en lo que va del año de 83 dólares por barril sirve como nivel clave para el sentimiento alcista. (Fuente: EFE)