El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió un 2,85% hasta alcanzar los 74,07 dólares por barril, tras las acciones militares de Estados Unidos y el Reino Unido contra las posiciones rebeldes hutíes en Yemen. Esta medida fue una respuesta a los ataques hutíes a buques comerciales en el Mar Rojo.

Los ataques aéreos generaron preocupación sobre la posible propagación de los conflictos en la región, lo que afectaría el comercio de petróleo crudo y contribuiría al aumento de los precios del petróleo en Texas.

Los rebeldes hutíes, aliados de Irán, atacaban barcos vinculados a Israel desde el 19 de noviembre, con el objetivo de ejercer presión económica sobre Israel. A pesar de las tensiones geopolíticas, las incertidumbres que rodean la demanda internacional y un aumento notable de los inventarios de petróleo crudo de Estados Unidos siguen influyendo en el mercado petrolero.

Los analistas, incluido Tom Essaye, anticipan que los precios del petróleo de Texas rondarán los 70 dólares el barril en los próximos meses si la situación actual persiste.