El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó un 1,21% hasta 75,91 dólares por barril a principios de semana en Nueva York, lo que contrasta con el aumento de casi el 6% de la semana anterior, impulsado principalmente por la escalada de tensiones en Oriente Medio.

Los contratos de futuros del WTI para entrega en marzo bajaron 93 centavos respecto al cierre de la sesión anterior a las 09:00 hora local (14:00 GMT). A pesar de un aumento del 5,79% en los precios del crudo estadounidense la semana anterior, no superó los máximos fijados a finales de enero de 2024.

El motivo del ascenso de la semana pasada fue la escalada de tensiones en Oriente Medio al volver a fracasar los intentos de alcanzar un acuerdo de alto el fuego entre Israel y Hamás, a los que se suman otros ‘frentes’ como el abierto en Líbano, Yemen o Irak.

Tom Essaye, en su informe The Sevens Report, señala que, por ahora, las perspectivas para el mercado del petróleo siguen siendo «cautelosamente alcistas».

“En pocas palabras, el mejor escenario para el conflicto entre Israel y Hamás, un alto el fuego, es el peor escenario para el mercado petrolero en este momento”, concluye Essaye. EFE