Laura Peña Izquierdo, presidenta de la Confederación Patronal de República Dominicana (Copardom), enfatizó la importancia de promover negocios sustentables y políticas de trabajo decente para el desarrollo económico y social. Destacó la necesidad de condiciones justas, salarios dignos, seguridad laboral y oportunidades de crecimiento en el mercado laboral formal.

Peña Izquierdo expresó el compromiso de Copardom con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en particular el objetivo número 8, que se centra en el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el pleno empleo y el trabajo decente.

Elogió el programa de «trabajo decente» en colaboración con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Ministerio de Trabajo y los sindicatos de trabajadores, enfatizando su impacto positivo en los trabajadores, los empleadores y el crecimiento económico.

Peña Izquierdo enfatizó el papel crucial de las empresas privadas en la creación de empleo y la contribución al crecimiento, el bienestar, la reducción de la pobreza y la reducción de la desigualdad.

El programa «Trabajo Decente», patrocinado por la OIT, ha estado trabajando en colaboración con diversos actores en Centroamérica, Haití, Panamá y República Dominicana, abordando desafíos en las áreas política, económica, laboral, social y ambiental.

Desde 2007, el programa ha firmado 13 acuerdos y memorandos de entendimiento, centrándose en promover el empleo, garantizar los derechos de los trabajadores, ampliar la protección social y fomentar el diálogo social con la igualdad de género como aspecto clave.