En 2023, la economía dominicana registró una recaudación de divisas de aproximadamente 36.400 millones de dólares, provenientes principalmente de los cinco principales contribuyentes de divisas. Las remesas de la diáspora dominicana, que representaron el 27,89%, desempeñaron un papel crucial en el mantenimiento de la estabilidad cambiaria.

El turismo fue el segundo mayor contribuyente, aportando alrededor de 10.000 millones de dólares o el 27,46%.

Las exportaciones totales, que abarcan las zonas francas y las exportaciones nacionales, contribuyeron alrededor del 32% de los ingresos en divisas, con un monto consolidado estimado en aproximadamente 11.900 millones de dólares EE.UU. Las exportaciones de zonas francas sumaron 8.060 millones de dólares, lo que representa el 23% del total.

Las exportaciones nacionales, con un monto estimado en alrededor de 3.900 millones de dólares EE.UU., constituyeron el 10,70%. Debido al cierre de la frontera con Haití, un mercado importante para las exportaciones nacionales, se prevé una disminución del 16% en el monto de las exportaciones para 2023 en comparación con 2022. Las remesas y el turismo siguieron siendo las principales fuentes de ingresos de divisas, con inversión extranjera directa (IED) aportando 4.300 millones de dólares.

El desempeño positivo del sector externo contribuyó a la estabilidad del tipo de cambio, y la moneda nacional se depreció un 3,2% a fines de 2023. El Banco Central enfatizó su compromiso de monitorear las condiciones económicas y tomar las medidas necesarias para garantizar la estabilidad en medio del desafiante panorama global.

Las reservas internacionales ascendieron a 15.464,3 millones de dólares a finales de diciembre, superando los umbrales recomendados.