En los últimos 12 años, la República Dominicana ha sido testigo de cambios notables en su panorama económico y social, como lo indica el ingreso familiar promedio en varias regiones.

Datos de la Plataforma Territorial para el Desarrollo Humano y el Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo muestran aumentos significativos en los ingresos familiares entre 2010 y 2022.

Por ejemplo, en las regiones Cibao Nordeste, Cibao Norte y Cibao Sur, hubo aumentos considerables en el ingreso familiar promedio. ingreso. De manera similar, El Valle, la Región de Enriquillo y la Región de Higuamo experimentaron aumentos sustanciales.

En regiones como Ozama, Valdesia y Yuma, los ingresos familiares también experimentaron un crecimiento significativo. A nivel nacional, hubo un aumento en el ingreso familiar promedio de 2010 a 2022, lo que indica un progreso económico general. Sin embargo, persisten desafíos, particularmente exacerbados por la pandemia de COVID-19, que provocó una disminución en varias dimensiones del Índice de Desarrollo Humano.

La continuación de políticas públicas inclusivas destinadas a reducir la pobreza y mitigar las crisis ha sido crucial para abordar estos desafíos y sostener el progreso. Se enfatiza la importancia de políticas inclusivas que garanticen el acceso equitativo a servicios sociales esenciales como la atención médica y la educación para promover el desarrollo humano en todas las regiones del país.

El PNUD subraya la importancia de centrarse en regiones con desarrollo humano medio-bajo y bajo para fomentar el progreso general.