En 2023, el Gobierno mejoró significativamente su apoyo a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) mediante la implementación de la Ruta MIPYME. Esta iniciativa, respaldada por más de 15 millones en préstamos, se centró en brindar apoyo financiero y capacitación especializada en áreas como economía digital, innovación y formalización.

El programa tenía como objetivo fomentar el crecimiento económico y la capacitación de emprendedores y propietarios de pequeñas empresas, ofreciendo cursos intensivos en varias regiones. El énfasis se extendió más allá de la ayuda financiera, incluidas iniciativas que promueven la inclusión, el desarrollo sostenible y el impacto social.

El Gobierno colaboró con instituciones públicas y privadas, como la Dirección General de Compras y Contrataciones del Estado, el Ministerio de la Mujer y la Cámara de Comercio y Producción, para ampliar el alcance de la Ruta MIPYME. Esta estrategia de colaboración subraya el compromiso con la responsabilidad social corporativa y el progreso social colectivo. La visión del Presidente para esta estrategia es garantizar la sostenibilidad de los programas que apoyan a las micro, pequeñas y medianas empresas en todo el país.

El Ministro de Industria y Comercio, Víctor Bisonó, destacó la importancia de que el gobierno siga apoyando a las instituciones que promueven el emprendimiento. Se prestó atención específica al potencial de Samaná, reconociendo su riqueza natural y el crecimiento turístico, convirtiéndolo en un centro vital para el desarrollo de las MIPYMES. La Ruta MIPYME de Samaná recibió un amplio apoyo de diversas entidades, contribuyendo al éxito de la iniciativa en esta provincia de gran importancia económica, cultural y turística.

El proyecto, ejecutado por el Ministerio de Industria y Comercio a través del Viceministerio de Promoción de la MiPyME, implicó diez días de capacitación, asistencia técnica y promoción de ventas artesanales, impactando a más de 2.500 emprendedores en todo el país.