La implementación de una política monetaria expansiva por parte del Banco Central, pasando de una postura restrictiva, ha resultado en un estímulo financiero que contribuirá a la recuperación económica para fines de 2023. Se han desembolsado aproximadamente RD$159,000 millones a diversos sectores económicos, particularmente la producción y el comercio, con Un enfoque en el consumo. A las medidas del Banco Central se les atribuye el mérito de impulsar la reciente tendencia al alza en la economía dominicana.

La expectativa para 2024 es un crecimiento continuo en torno al potencial de la economía, con expectativas de inflación ancladas dentro del rango objetivo del 3% al 5%. El plan de estímulo incluye una reducción de 150 puntos en la tasa de política monetaria y una posterior disminución de las tasas de interés promedio ponderadas de los préstamos en alrededor de 200 puntos básicos, lo que llevó a una expansión del crédito del sector privado a una tasa interanual de aproximadamente 19,8% a noviembre.

La publicación del Banco Central responde a las preocupaciones planteadas por el economista Andrés Dauhajre Jr. sobre la exactitud de las cifras del crecimiento del PIB y del mercado laboral, afirmando que las cifras macroeconómicas reflejan con precisión la evolución del ciclo económico, pasando de una fase de desaceleración a una de recuperación.