El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió un 0,52% hasta 83,60 dólares por barril a principios de abril, siguiendo la tendencia de la semana anterior. Los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo aumentaron $0,43 respecto al cierre de la sesión anterior.

La semana pasada, el WTI cerró por encima de los 83 dólares el barril, lo que supone un aumento semanal del 2,77%. Los factores que contribuyen al desempeño alcista del petróleo incluyen las tensiones geopolíticas, la fuerte demanda interna y el compromiso de la OPEP+ con políticas de reducción de la oferta.

Los inversores también están siguiendo los datos económicos de Estados Unidos para evaluar posibles recortes de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, que podrían estimular el consumo y la demanda de petróleo.