El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) aumentó un 3,29% y cerró el miércoles en 72,70 dólares por barril. Este aumento estuvo influenciado por las tensiones geopolíticas en Medio Oriente y un anuncio de la OPEP+.

Estados Unidos y otros 11 países, incluidos Alemania, el Reino Unido y Japón, pidieron el fin inmediato de los ataques hutíes, amenazando con consecuencias si persisten. Además, las protestas en el oeste de Libia provocaron el cese total de la producción de petróleo en el campo Al Sharara. A pesar de las preocupaciones sobre el conflicto del Mar Rojo, los analistas están más centrados en la producción récord de petróleo crudo en Estados Unidos y la reducción de la demanda de China, que en una interrupción importante del suministro.

La OPEP+ reafirmó su compromiso con la estabilidad del mercado petrolero en un comunicado el miércoles.