El Fondo del Presidente tiene potencial legal para aportar RD$67,600 millones, que es el 6% de los ingresos corrientes.

El año que viene, el gobierno planea acordar 300 millones de dólares en financiación para la prevención de desastres naturales, y la ley permite al gobierno crear un fondo público para desastres de hasta el 1 por ciento de los ingresos actuales.

Además, la Ley 423-06, Presupuesto del Sector Público, permite la creación de un «fondo presidencial» equivalente al 5% de los ingresos corrientes proyectados, lo que permitirá al poder ejecutivo movilizar recursos en caso de emergencia. Desde hace aproximadamente una década, el Ministerio de Hacienda ha acordado con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) una línea de crédito para emergencias por desastres climáticos.

Todo el paquete legislativo y de asignaciones está sujeto a la aprobación final por parte de la Asamblea Nacional de un monto que normalmente se aprobaría pero menor que el monto legal. Debido a la histórica limitación de fondos para proyectos del presupuesto general, la Dirección General de Presupuesto (Digepres) ha reducido la mayoría de las diversas leyes que regulan las asignaciones fijas para funciones y agencias.

Para el 1% de la Ley de Presupuesto, la asignación de ingresos suele estar entre un 10% y un 12% potencial, y en el caso del Fondo del Presidente, la asignación real es casi siempre del 20%. %. Proyecto PGE 2024

El próximo año, el gobierno planea solicitar préstamos para financiar operaciones en respuesta a posibles desastres naturales.

El artículo 69 del Plan PGE 2024 menciona la intención de buscar «financiación para la gestión del riesgo de desastres naturales». «Se autoriza al Poder Ejecutivo, a través del Departamento de Hacienda, a celebrar convenios de financiamiento y/o instrumentos de gestión de riesgos de emergencia en caso de desastres causados ​​por fenómenos naturales, sin exceder los trescientos millones de dólares de los Estados Unidos de América (dólares estadounidenses)) ”, dice el texto. $300.000.000).

El financiamiento «debe ser administrado a tasas y comisiones consistentes con las tasas y comisiones prevalecientes en el mercado de República Dominicana y comisiones consistentes con las tasas y comisiones prevalecientes en el mercado de República Dominicana y comisiones consistentes con las tasas y comisiones prevalecientes en el mercado de República Dominicana honorarios correspondientes a las tarifas y comisiones vigentes en el mercado de República Dominicana y comisiones correspondientes a las tarifas y comisiones vigentes en el mercado de República Dominicana durante al menos siete años con el fin de tener recursos disponibles para asistencia de emergencia, recuperación y/o restauración de desastres naturales » causado por el desastre. » El monto de otros mecanismos o ventanas de financiamiento para posibles desastres naturales durante el próximo año debe ser determinado por la aprobación final de la línea presupuestaria por parte de la Asamblea Nacional y generalmente se reduce en un porcentaje establecido por ley.

Además de la asignación presupuestaria para la educación preuniversitaria, que se estima en el 4% del producto interior bruto (PIB) en el ejercicio presupuestario correspondiente, así como para la Comisión Electoral Central y los partidos políticos para proyectos correspondientes a los años electorales, el 1 de mayo de 2010. otras asignaciones conforme a la Ley se utilizarán según la disponibilidad determinada por las líneas presupuestarias. riesgo climático

La actitud de buscar financiación externa para combatir una posible catástrofe climática no es nueva. En 2009, el gobierno de entonces solicitó un préstamo de emergencia de 100 millones de dólares al Banco Interamericano de Desarrollo, dada la gravedad del riesgo de desastre que enfrentaba la República Dominicana. La solicitud fue satisfecha con la aprobación del préstamo DR-X1003, el cual entró en vigor en diciembre de 2010 con un plazo de pago de cinco años.

En octubre de 2015, República Dominicana solicitó al Banco Mundial extender el período de cobertura del préstamo (período de desembolso) por otros cinco años, hasta diciembre de 2021. Al mismo tiempo, el estado solicitó $200 millones adicionales en montos de préstamo, elevando la cobertura total a $300 millones.
En el razonamiento de las conversaciones se mencionó la vulnerabilidad del país a los desastres naturales y al cambio climático. «El nivel de riesgo de desastres de un país depende de su vulnerabilidad a los peligros naturales que enfrenta y su impacto en dichos riesgos. La República Dominicana tiene una concentración de ciudades) que son vulnerables a diversos eventos naturales como terremotos, huracanes e inundaciones», dijo. documento que circuló durante las negociaciones. Asignación
La Ley de Presupuesto del Estado 423-06 define dos fondos que serán administrados por el Presidente de la República