Fernando Hazoury, presidente de la Junta Directiva de Cap Cana, enfatizó la estabilidad política, económica y social de República Dominicana como base para el éxito de su sector turístico.

Destacó la importancia de mantener o modificar los incentivos existentes proporcionados por el Estado para apoyar al turismo, destacando la importante contribución de estos incentivos al crecimiento del sector en los últimos 50 años.

Hazoury advirtió contra la realización de cambios sin una discusión y colaboración exhaustivas entre el estado, las asociaciones de turismo y los principales inversores, ya que cualquier paso en falso podría afectar negativamente a la próspera industria del turismo.

Cap Cana, bajo el liderazgo de Hazoury, ha experimentado un crecimiento sustancial, con planes para aumentar las salas operativas de 7.500 a 12.500 en los próximos años.

Enfatizó la necesidad de un desarrollo sólido de infraestructura, que incluya carreteras internas, agua, electricidad, Internet y servicios adicionales, para respaldar la expansión y mantener a Cap Cana como un destino de clase mundial.