En Santiago, el enfoque en mejorar la conectividad es fundamental en la evolución de la ciudad hacia un centro turístico diverso y accesible. Las recientes ampliaciones de las redes de carreteras están abriendo nuevas vías para los viajeros locales e internacionales, reduciendo significativamente los tiempos de viaje a diversos destinos de la región.

La finalización de proyectos como la Carretera del Ámbar promete reducir el tiempo de viaje a lugares populares como Puerto Plata, presentando una gran cantidad de oportunidades de exploración para los turistas interesados en las maravillas naturales y culturales de la región. Este énfasis en mejorar la infraestructura no solo fomenta la conectividad entre diferentes áreas, sino que también facilita el acceso a una amplia gama de actividades turísticas, incluido el ecoturismo en lugares como Jarabacoa y experiencias culturales en atracciones como el Museo Horacio Vásquez.

La colaboración entre los sectores público y privado, subrayada por un fuerte énfasis en la seguridad ciudadana, es integral para fomentar un entorno propicio para el turismo peatonal y las experiencias generales de los visitantes. Además de las iniciativas para promover el turismo, los esfuerzos también se dirigen a mejorar la transitabilidad de Santiago, alineándose con la creciente demanda de entornos urbanos que sean seguros, accesibles y cómodos para los peatones. Además, se están logrando avances en la modernización del transporte público, ejemplificados por proyectos como el teleférico y el próximo Monorriel, que no sólo mejoran la accesibilidad para los residentes sino que también enriquecen la experiencia turística dentro de la ciudad.

Además, se subraya el papel del sector empresarial en el desarrollo de Santiago como destino turístico de primer nivel, siendo la colaboración y la inversión en proyectos de infraestructura fundamentales para el crecimiento integral de la ciudad. Las asociaciones con entidades internacionales como Ifema en España brindan valiosas oportunidades de consultoría y facilitan el intercambio de conocimientos cruciales para abordar los desafíos que enfrenta Santiago en su esfuerzo por convertirse en un destino de renombre mundial para reuniones y conferencias. Además, los eventos MICE se identifican como catalizadores clave para el desarrollo turístico, generando retornos económicos sustanciales y ofreciendo información sobre la infraestructura y el panorama de seguridad de la ciudad. Garantizar la seguridad ciudadana, desde la llegada de turistas hasta su movimiento por la ciudad, sigue siendo una máxima prioridad para los actores involucrados en el sector turístico de Santiago.