Pokémon hoy por hoy es más que una franquicia de videojuegos, mercancía y aplicaciones con los monstruos de fantasía con superpoderes, pero esto sobrepasó todos los escenarios y se ha convertido en prácticamente un movimiento cultural entre el Siglo XX y XXI.

En 2016 con el lanzamiento de sus dos juegos de la saga para su consola portátil Nintendo 3DS, Pokémon Sun y Moon se transformaron en los juegos con mayor ritmo de ventas en la historia de la compañía, al registrar más de 3.7 millones de unidades vendidas en sus primeras dos semanas.

Las altas ventas de videojuegos hasta el 1 de diciembre de 2006 habían alcanzado una cantidad de 340 millones de ejemplares (sumando la venta de la versión Pikachu de la consola Nintendo 64), logrando ocupar el segundo lugar de las sagas de videojuegos más vendidas de Nintendo.

Diversión a tamaño real

Pokémon representa tanto en el mundo que muy pronto se construirá un parque de diversiones con todas las características del mundo de Ash Ketchum de Pueblo Paleta en conjunto con los Universal Studios de Japón. Aunque no hay una fecha en concreto para su inauguración, se convertirá en uno de los atractivos más socorridos por los fans de los seguidores de la saga.