El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha instado al fiscal general del país a investigar a los funcionarios del gobierno antes de su salida del cargo.

Bukele afirmó en medios nacionales que tiene la intención de aumentar la supervisión del trabajo del gobierno, enfatizando que no tolerará actividades ilegales. Aseveró que sólo él y la vicepresidenta se postulan para las elecciones de 2024, e instó a los funcionarios a seguir trabajando con diligencia. Bukele no reveló detalles sobre su sucesor ni si solicitaría formalmente licencia en el cargo.

Las elecciones de 2024 son significativas ya que marcan un cambio en el panorama político de El Salvador, permitiendo a Bukele buscar la reelección, una medida que anteriormente se había considerado inconstitucional. La posibilidad de reelección surgió en 2021 cuando la Sala Constitucional de la Corte Suprema alteró su interpretación de la Constitución respecto de la reelección inmediata.