En las últimas 24 horas, al menos 241 personas han muerto y 382 han resultado heridas en ataques del ejército israelí en Gaza, según ha informado el Ministerio de Sanidad de la Franja Palestina. El total de víctimas desde el comienzo de la ofensiva militar israelí asciende ahora a casi 21.000 muertos y casi 55.000 heridos.

El ministerio destacó «18 masacres contra familias enteras» en los recientes ataques. El conflicto ha causado importantes perturbaciones en los servicios médicos, y se han advertido de una posible repetición de problemas observados en hospitales como Al Shifa. Después de 81 días de guerra, el recuento total incluye 20.915 muertos y 54.918 heridos, y se estima que 7.000 habitantes de Gaza siguen bajo los escombros.

La ofensiva israelí se ha dirigido a zonas como Khan Yunis, ordenando evacuaciones y extendiendo los ataques por toda la Franja, incluidas ciudades como Deir al Balah y Rafah. Casi 1,9 millones de habitantes de Gaza, alrededor del 85% de la población, han sido desplazados, lo que ha provocado una grave crisis humanitaria.

El conflicto se originó con un ataque de Hamás a Israel el 7 de octubre, que provocó más de 1.200 muertes y alrededor de 240 secuestros, lo que llevó a Israel a declarar la guerra y lanzar una ofensiva militar generalizada.