Francia exige una investigación exhaustiva e independiente sobre la muerte de Alexei Navalny, responsabilizando a las autoridades rusas por el deterioro de las condiciones de su detención en un Centro Penitenciario del Ártico.

El Ministerio de Asuntos Exteriores francés transmitió este mensaje tras convocar al embajador ruso tras el anuncio de la muerte de Navalny. Francia insta a la liberación inmediata de todos los presos políticos en Rusia y expresa preocupación por la salud del opositor Vladimir Kara-Mourza.

El presidente Emmanuel Macron considera que la muerte de Navalny revela la naturaleza y la debilidad del régimen de Vladimir Putin y pone de relieve la impunidad del Kremlin.