Handicap International informa que se han lanzado contra Gaza más de 12.000 artefactos explosivos, de entre 150 y 1.000 kilogramos, desde que comenzaron las hostilidades el 7 de octubre.

Estos ataques han provocado la destrucción de infraestructura civil vital, incluidos los sistemas de suministro de energía y agua, así como servicios educativos y de salud.

La ONG destaca el importante impacto en las víctimas, con aproximadamente 18.000 muertos y 50.000 heridos. Handicap International expresa preocupación por el uso generalizado de explosivos, que puede aumentar el porcentaje de personas con discapacidad en Gaza.

La organización también advierte del peligro posconflicto que representan numerosos artefactos sin explotar, que exigen operaciones de desminado extensas y complejas. Handicap International pide a las partes en conflicto que eviten el uso de armas explosivas en zonas residenciales y se suma al llamamiento para un alto el fuego duradero en Israel y Gaza para evitar nuevas crisis humanitarias y pérdidas de vidas inocentes.