El ejército israelí afirmó haber atacado más de 300 objetivos en Gaza, centrándose en zonas como Khan Yunis en su ofensiva militar contra Hamás. La operación tenía como objetivo eliminar a los líderes de Hamás, centrándose en Khan Yunis, que Israel considera un centro de terrorismo.

Los militares encontraron armas, municiones y túneles en sus redadas. El Ministro de Defensa de Israel afirmó que la ofensiva no cesará hasta que los líderes de Hamás sean eliminados.

La ofensiva militar comenzó después de un ataque de Hamás el 7 de septiembre, que provocó víctimas y heridos en ambos bandos.