Israel no ha respondido a la solicitud de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU de autorizar el despliegue de observadores de derechos humanos en Gaza, tras el inicio de la guerra con Hamás. La solicitud fue realizada hace casi dos meses, y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, expresó su preocupación por la falta de respuesta.

Türk tiene como objetivo documentar los crímenes utilizando los estándares de la ONU, incluidos los casos de violencia sexual atribuidos a grupos armados palestinos. Destacó la necesidad de realizar investigaciones y reunir pruebas. Türk también destacó la terrible situación en Gaza después de la reanudación de los bombardeos israelíes, lo que provocó la interrupción de la ayuda humanitaria y temores de hambre y enfermedades generalizadas. Pidió un alto el fuego inmediato por razones humanitarias y de derechos humanos.