La ofensiva del ejército israelí en Gaza continuó con tropas terrestres y ataques aéreos contra lanzadores de cohetes, infraestructura terrorista y almacenamiento de armas. El número de muertos en Gaza desde el inicio de la guerra el 7 de octubre ha llegado a 15.899, siendo el 70% de las víctimas mujeres y niños.

El Ministro de Defensa israelí afirmó que el Ejército comenzó a operar en el sur de la Franja de Gaza, prometiendo continuar hasta lograr los objetivos, incluida la eliminación de Hamás y la devolución de los rehenes. Las Brigadas al-Qasam afirmaron haber destruido 28 vehículos militares. Los hospitales están desbordados, con 7.000 personas desaparecidas bajo los escombros y más de 42.000 heridos. El conflicto persiste con continuos ataques con cohetes por parte de Hamás.