La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que se han documentado más de cinco millones de casos de dengue en todo el mundo, incluidas 5.000 muertes.

La OMS ha elevado el riesgo de la enfermedad a alto, citando factores como el cambio climático que contribuye a la expansión del hábitat de los mosquitos que transmiten el virus. Aproximadamente 4 mil millones de personas, o la mitad de la población mundial, corren actualmente el riesgo de contraer la infección por dengue.

Si bien la mayoría de los casos son asintomáticos, los síntomas pueden incluir fiebre alta, dolores de cabeza, dolores corporales y náuseas. En 2023, el 80% de los casos ocurrieron en las Américas, y Brasil registró el mayor número.

La OMS advierte sobre transmisiones locales del dengue en países que antes no eran endémicos como Italia, Francia y España. La organización pide un mayor seguimiento, directrices actualizadas y una mejor formación del personal sanitario para hacer frente a la creciente amenaza. Se recomienda repelente de mosquitos para la población en general.