La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó su profunda preocupación por los malos tratos y las detenciones prolongadas del personal médico durante una reciente misión a Gaza. La misión humanitaria encabezada por la OMS entregó con éxito materiales quirúrgicos y traumatológicos al hospital Al Ahli en el norte de Gaza, pero enfrentó importantes retrasos y detenciones en los puestos de control militares israelíes en el viaje de regreso.

Dos miembros de la sociedad de socorro de la Media Luna Roja Palestina fueron amenazados y separados del grupo por soldados israelíes, lo que provocó perturbaciones en la misión. A pesar de los desafíos, la misión continuó trasladando a 19 pacientes gravemente enfermos al sur de Gaza.

Las inspecciones y los retrasos en los puestos de control, incluido un tiroteo, comprometieron la eficacia de la misión y un paciente murió en el camino. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, condenó los malos tratos y enfatizó el grave riesgo que representa para las vidas de pacientes vulnerables.