El portavoz de la ONU en Ginebra expresó su esperanza de que la tregua entre Israel y Hamás facilite la entrega de ayuda humanitaria al norte de Gaza, muy afectado. El acceso al norte es crucial debido a los grandes daños y las necesidades humanitarias.

El portavoz mencionó la división de facto de Gaza por parte de Israel, en particular la ocupación del norte, que ha provocado evacuaciones y detenciones. Si bien los camiones con ayuda siguen entrando por el cruce de Rafah, las cifras concretas y los posibles aumentos tras la tregua son inciertos. El último día antes de la tregua entraron 80 camiones y se espera un posible aumento a 200. Además llegaron 68.000 litros de combustible para la UNRWA y otras organizaciones, aunque se considera insuficiente.

El portavoz expresó su esperanza de que la tregua traiga alivio tanto a la población de Gaza como a la de Israel, incluida la liberación de rehenes y prisioneros. También existe el deseo de que las familias de las víctimas del conflicto honren y entierren a sus seres queridos con dignidad durante la tregua.