El aeropuerto Haneda de Tokio ha experimentado importantes perturbaciones, con 215 vuelos nacionales cancelados hoy y 200 adicionales programados para el sábado tras un accidente mortal en una de sus pistas. El incidente, que se saldó con cinco muertos, ha provocado la suspensión de cerca de un millar de conexiones aéreas.

Las cancelaciones, que afectan a las rutas que conectan Haneda con regiones como Kansai y Hokkaido, fueron informadas por All Nippon Airways (ANA) y Japan Airlines (JAL), dejando a más de 33.000 pasajeros varados. Otras aerolíneas, incluidas Skymark y Star Flyer, también cancelaron vuelos, causando molestias a los viajeros durante la celebración del Año Nuevo. Se esperan interrupciones de vuelos hasta que se reabra la pista de Haneda, con planes de reanudar las operaciones el 8 de enero.

Japan Airlines prevé una pérdida de alrededor de 15.000 millones de yenes (104 millones de dólares o 95,7 millones de euros) debido al accidente, que implicó una colisión entre un avión comercial vuelo y un avión de la Guardia Costera de Japón. Este último, que no estaba autorizado a entrar en la pista, participó en las labores de socorro tras un terremoto ocurrido a principios de semana, que dejó más de 90 muertos y más de 200 desaparecidos.