La ex primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, negó cualquier aspiración a postularse para la Casa Blanca en las próximas elecciones de noviembre, afirmando su apoyo al presidente Joe Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris. Su portavoz enfatizó que Michelle Obama ha declarado repetidamente que no tiene intención de postularse para la presidencia.

En cambio, planea ayudar a la campaña de Biden, como lo hizo en el ciclo electoral anterior. A pesar de la segura nominación de Biden como candidato demócrata, su apoyo a Israel y sus moderadas críticas a sus acciones en la Franja de Gaza han dado lugar a algunos desafíos, incluidos importantes votos en blanco en ciertos estados.

Mientras tanto, el expresidente Donald Trump ganó abrumadoramente las elecciones primarias, superando a su competidora, la exembajadora de la ONU Nikki Haley.