El jefe de la Administración Militar de Avdivka, Vitali Barabash, reconoce el creciente despliegue de fuerzas rusas para rodear la ciudad y penetrarla con grupos de saboteadores. Aunque describe la situación como «no crítica», Barabash señala que las tropas rusas están activando frentes desde todas direcciones para reforzar el asedio a Avdivka, cerca de Donetsk. Además, Rusia mantiene la presión moviendo grupos de infantería hacia la ciudad.

Según el canal ucraniano de Telegram Deepstate, las fuerzas rusas controlan el 18% del territorio de Avdivka, describiendo la situación como crítica y caótica para las tropas ucranianas. Sin embargo, Barabash se abstiene de confirmar este porcentaje y cuestiona la credibilidad de algunas informaciones del canal.

Las tropas ucranianas repelieron cuarenta ataques en el eje de Avdivka, según el informe del Estado Mayor de Kiev.

La inteligencia militar británica informa de un relevo de tropas rusas en el frente de Avdivka, aumentando la presión sobre las defensas ucranianas, con constantes ataques a los límites sureste de la localidad y combates urbanos calle a calle.