El Concejo Municipal de la Ciudad de Nueva York aprobará un proyecto de ley que apunta al ruido excesivo de los vehículos, uno de los principales contribuyentes a la contaminación acústica. La Unidad de Transporte del Departamento de Policía de Nueva York ya ha incautado 12.000 vehículos ilegales este año. Los residentes dominicanos en el Alto Manhattan expresan su apoyo al proyecto de ley.

Si se aprueba, se impondrán multas que oscilarán entre $800 y $2,625 a los conductores con vehículos excesivamente ruidosos. Las cámaras de detección de ruido, similares a las cámaras de velocidad, capturarán las matrículas de los vehículos que produzcan 85 decibelios o más.

Estas cámaras apuntarán a música alta y silenciadores modificados. Algunas cámaras ya están operativas y se planea instalar al menos cinco en cada condado durante los próximos dos años. Los límites de ruido, según el código de ruido de la ciudad de Nueva York, varían según la hora del día y el área de zonificación.