Un sospechoso que apuñaló indiscriminadamente al menos a cinco ciudadanos en Queens, Nueva York, fue arrestado por un escuadrón policial luego de una intensa búsqueda de 24 horas realizada por aire, mar y tierra.

La policía de Nueva York había ofrecido una recompensa de 3.500 dólares por su captura. Los ataques fueron descritos como aleatorios y el perpetrador utilizó un cuchillo de caza en cada asalto.

Las víctimas, entre ellas una mujer de 34 años, un hombre de 61 y un hombre de 74, fueron atacados sin provocación. La detención se produjo cuando se encontró al presunto agresor portando un cuchillo largo y afilado, compatible con el arma utilizada en las agresiones.

Los residentes expresaron alivio en línea al enterarse de la detención del sospechoso.