El Instituto español de Investigación del Sida IrsiCaixa lideró un estudio detallado sobre un caso de cáncer de mama triple negativo, revelando la complejidad genética y de proteínas que permite a las células cancerosas evadir el sistema inmunológico y las terapias.

A lo largo de más de cinco años, se analizó en profundidad tanto el tumor como el sistema inmunológico del paciente. Aunque la respuesta inmune se mantuvo firme, la habilidad del cáncer para evadir la inmunidad impidió su erradicación.

Este tipo de cáncer es agresivo y difícil de tratar, aunque la inmunoterapia puede ser efectiva debido a las numerosas mutaciones que lo hacen visibles para el sistema inmunológico.

El estudio, publicado en Nature Communications, incluyó 112 muestras de 12 pacientes, permitiendo observar la variabilidad genética e inmunológica entre tumores y metástasis. Se identificaron proteínas tumorales capaces de estimular el sistema inmunológico en diferentes etapas de la enfermedad, proporcionando posibles objetivos para tratamientos futuros.