El Tribunal Superior de Nairobi ha prohibido el despliegue de mil policías kenianos en Haití como parte de una misión multinacional de las Naciones Unidas. El tribunal dictaminó que el Consejo de Seguridad Nacional de Kenia carece de autoridad para enviar agentes de seguridad al extranjero sin un acuerdo recíproco con el gobierno anfitrión.

Esta decisión se tomó en respuesta a una demanda presentada por el abogado y político opositor Ekuru Aukot, quien argumentó que la Constitución de Kenia restringe el despliegue policial a operaciones dentro del territorio nacional. A pesar del bloqueo temporal de la misión por parte del tribunal en octubre, el Parlamento de Kenia la aprobó en noviembre.

Sin embargo, el reciente veredicto del tribunal presenta un nuevo obstáculo para la misión, cuyo objetivo era mejorar la seguridad en Haití, un país que enfrenta violencia extrema y control por parte de grupos armados.