UPS, la empresa multinacional de gestión de cadenas de suministro y envíos más grande del mundo, fundada en 1907, se dispone a despedir a 12.000 trabajadores en cinco meses, a pesar de haber conseguido recientemente un nuevo acuerdo laboral.

Esta medida afectará a miles de empleados dominicanos en todo Estados Unidos. Se espera que los despidos ahorren a la empresa mil millones de dólares en costos, y UPS también está considerando vender su unidad de corretaje Coyote.

En 2022, UPS reportó ingresos anuales de $100,3 mil millones de dólares, con ingresos netos de $11,55 mil millones de dólares, activos totales de $71,12 mil millones de dólares y capital total de $19,8 mil millones de dólares. Sin embargo, para 2024, UPS prevé ingresos en el rango de 92.000 millones de dólares a 94.500 millones de dólares, por debajo de las expectativas de Wall Street.

En consecuencia, las acciones de la empresa cayeron casi un 8% el martes. Además, los ingresos del cuarto trimestre de 2024 no cumplieron con las expectativas, disminuyendo un 7,8 % hasta los 24.920 millones de dólares, mientras que las ganancias del trimestre cayeron más de la mitad hasta los 1.610 millones de dólares.