Kelvin Antonio Carmona Sánchez, figura clave de una red de cibercrimen involucrada en actividades fraudulentas dirigidas a ciudadanos estadounidenses, ha sido sometido a 12 meses de prisión preventiva por parte de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente en Santiago.

La fiscalía argumentó que Carmona, quien intentó evadir la justicia y fue aprehendido en el Aeropuerto Internacional José Francisco Peña Gómez Las Américas mientras intentaba huir del país, presenta un importante riesgo de fuga. La Fiscalía de Santiago, a cargo del juez Warlyn Alberto Tavárez Reyes, presentó pruebas del papel activo de Carmona en una estructura criminal dedicada a delitos como fraude, intimidación, chantaje y suplantación de identidad contra numerosos estadounidenses.

La detención se llevó a cabo con la colaboración de diversos organismos, entre ellos la División Especial para la Investigación de Delitos Transnacionales, Interpol y la Policía Nacional. Carmona enfrenta cargos bajo artículos del Código Penal dominicano relacionados con complicidad, asociación de malhechores, robo de identidad y fraude. Además, se le acusa de violar la Ley de Lavado de Dinero y otros estatutos relacionados con delitos de alta tecnología.

La Operación Discovery 2.0, coordinada por la Fiscalía de Santiago y la Dirección General de Persecución del Ministerio Público, involucra la cooperación internacional con la Policía de Nueva York y la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos.