El distrito municipal de Mata Palacio en Hato Mayor vive un repunte de robos, provocando miedo y pánico entre sus 6.000 habitantes. El periodista local Manuel Reyes lo describe como un problema generalizado, en el que a la gente le roban sus pertenencias, incluidos zapatos y zapatillas de deporte.

Los robos son particularmente frecuentes en el tramo de la carretera Monte Coca-Consuelo. En lo que va del año, unas diez personas han sido despojadas de motocicletas, ropa, teléfonos móviles, dinero y documentos personales.

El reciente robo involucró a los hermanos Ramón Antonio Escanio de la Rosa y Alfredo Antonio Escanio Sosa, quienes fueron interceptados por sujetos armados y les despojaron de una motocicleta, 23 mil pesos y dos teléfonos celulares. Debido a la limitada presencia policial, con solo tres agentes responsables de más de 20 comunidades del distrito, la situación sigue siendo difícil.