Decididos a combatir cualquier acto ilegal que quiera irrumpir en esta parte de la frontera, efectivos del servicio de inteligencia S-2 perteneciente a la Dirección G-2 y uniformados del décimo batallón de Infantería del ERD, ocuparon un contrabando de 40 mil unidades de cigarrillos que intentaron introducir desde Haití.

La mercancía marca Capital de procedencia extranjera fue ocupada por una patrulla en la comunidad Capotillo del municipio Loma de Cabrera.

El ilícito fue transportado por desconocidos por la franja fronteriza con el vecino país, quienes al notar la presencia de militares huyeron dejándolo abandonado.

La mercancía fue trasladada al décimo batallón de infantería con base en Dajabón para los efectos legales correspondientes.