En Dajabón, se reanudó una feria del mercado fronterizo después de una suspensión de tres meses, atrayendo a cientos de comerciantes haitianos y dominicanos.

La reapertura se produjo tras el derribo de la puerta fronteriza del lado de Juana Méndez, permitiendo el acceso de extranjeros al centro de negocios. Los dominicanos exhibieron diversos productos, mientras que los haitianos exhibieron telas, calzado y electrodomésticos.

Los comerciantes se organizan a través de Cesfront para el paso hasta la terminal de Aduanas e Inmigración, pasando controles antes de ingresar al mercado.

El área de registro biométrico actualmente no tiene presencia extranjera. Cesfront mantiene organización para la entrada y salida de haitianos y la frontera permanece abierta sin controles del lado haitiano. Aún no se ha informado sobre el estado de las autoridades haitianas que están recuperando el control.