Las autoridades haitianas recuperaron el control y volvieron a cerrar la puerta fronteriza en el puente entre Juana Méndez y Dajabón después de que fuera abierta por la fuerza por un grupo que buscaba transportar mercancías.

Si bien se abrieron las puertas del lado dominicano, el lado de Juana Méndez permanece cerrado al comercio, con mayores medidas de seguridad. Sólo los ciudadanos de Juana Méndez que regresan a su territorio pueden pasar por una pequeña puerta, pero el comercio sigue prohibido.

Los haitianos se reunieron en el lugar, instando a la reapertura del comercio, mientras que las demandas de las autoridades haitianas incluyen la reducción del precio de las visas, la oposición al registro biométrico, la compensación por un incendio en el mercado y una reducción de las tarifas de estadía. La parte haitiana no está dispuesta a abrir la puerta fronteriza a Juana Méndez hasta que se cumplan sus demandas.