Las autoridades de Montecristi investigan la muerte de un niño de 9 años, Luisne, quien sufrió heridas de bala en el abdomen. El hecho ocurrió en la comunidad Gozuela de Pepillo Salcedo. La víctima fue encontrada en un charco de sangre con una escopeta cerca.

El tío del niño, Jean Batist, afirmó que la herida mortal fue infligida accidentalmente por el menor con un arma de fuego perteneciente al dueño de la finca donde trabajan. Batist, detenido para ser investigado junto con otras personas, mencionó un posible motivo relacionado con una relación entre el padre del niño y su hermana, lo que generó tensión. A pesar de los intentos de transportar al niño al hospital, fue declarado muerto.