El comisario ejecutivo para la reforma de la Policía Nacional, José Vila del Castillo, ha dejado su cargo y el Gobierno anunciará un sustituto para la segunda fase del proceso de transformación policial.

El anuncio lo hizo el ministro de la Presidencia, Joel Santos, luego de una reunión encabezada por el presidente Luis Abinader.

El contrato de Vila del Castillo expiró en febrero y el gobierno no lo renovó. La nueva fase de la transformación policial pasará por la incorporación de nuevos elementos tecnológicos y técnicos, y el próximo comisario será seleccionado en función de su idoneidad para esta fase.

El gobierno apunta a alcanzar una tasa de homicidios de un solo dígito para fin de año, con la tasa actual reportada en 12,8 por 100 mil habitantes en los primeros días de enero.